Air Cristiano


El Madrid se está quedando sin templos que profanar en Europa. Es el impacto de Cristiano Ronaldo, que después de golear varias veces en Múnich ha cruzado una de las últimas fronteras que quedaban. Veamos cuántos equipos y jugadores son capaces de golear en Turín. Una pista: Leo Messi no anotó en los dos choques ante la Juventus de 2017. El dato ayuda a poner en perspectiva el alcance de Cristiano, que no hizo tres de milagro ante el asombro de Buffon y la ovación de una grada que respetó los códigos del honor después de honrar la Copa de Europa con la máxima presión sonora sobre el portugués.

Todo por culpa de la chilena, el gol que le faltaba a Ronaldo y a todos nosotros, también a sus rivales. Un momento de rendición ante la grandeza de quien aparece cada treinta años. Ante la belleza de un gol en mayúsculas. Su remate definitivo. Se piensa y cuesta creer que Cristiano no lleve diez goles como ese. Hemos conocido a pocos hombres tan capaces de hacerlo, tan armados y hambrientos. Siempre falló pero siempre pareció mala fortuna, un gesto de humanidad, un correctivo ante el todopoderoso, un misterio que se guarda el fútbol para sí, que si no lo sabríamos todo. No hay mayor gol que ese para el espectador, es una cosa estética y veloz que produce un efecto instantáneo de euforia. Un eslalon lo ves venir. Esto no y por eso quieres volver a verlo. Podrás hacerlo en la memoria, siempre será fácil.

Se dirige rápido Cristiano y el Madrid a su tercera semifinal consecutiva, o cabría hablar ya de final porque no hay manera de parar a este hombre, exuberante e infantil en el esfuerzo, un tío que sigue lamentando en el noventa los errores como un dolor intenso y pasajero que no se repetirá. Por tierra, mar y aire, la empujará, la romperá Cristiano mientras le dan por amortizado. Nadie hablará de que la Juve se venía arriba, de las paradas de Keylor, de que que el Madrid se confundió con el 0-1, de la melancolía de Benzema con ese pedazo de Marco Asensio en el banquillo. Se hablará de la chilena de Turín. De que Cristiano era un gigante.

___

FOTO: @realmadrid

+ No hay comentarios

Escribe el tuyo